Y tampoco hay niños perfectos, cuerpos perfectos, matrimonios perfectos, ni siquiera comidas perfectas. Con una franqueza refrescante, la autora Jill Savage expone algunos de sus propios defectos como madre a fin de ayudar a las madres en todas partes a dejar de lado sus deseos de ser perfectas y también sus inseguridades de pensar que no son tan buenas como las otras mamás. Jill desafía a todas las mamás a cambiar su visión de ser una 'madre perfecta ' por la hermosa gracia de Dios, para así aprender a amar la realidad de su vida imperfecta.

LAS MADRES NO TIENEN QUE SER PERFECTAS

SKU: 9780825413513
$10.99Precio